APARATO DIGESTIVO

AFTAS BUCALES

Las aftas bucales son pequeñas llagas dolorosas y muy molestas, que suelen recurrir. Para prevenirlas evita el estrés, aliméntate bien y cuida la higiene bucal.

ANISAKIASIS

La anisakiasis o anisaquiosis es una parasitosis causada por la ingestión de pescado parasitado por larvas del género Anisakis.

CALCULOS BILIARES

Son depósitos duros que se forman dentro de la vesícula biliar. Estos cálculos pueden ser tan pequeños como un grano de arena o tan grandes como una pelota de golf.

CIRROSIS HEPÁTICA

La cirrosis hepática es la cirrosis que afecta al tejido hepático como consecuencia final de diferentes enfermedades crónicas. Las consecuencias de la cirrosis hepática sobre la salud del individuo dependen fundamentalmente del grado de funcionalidad que el hígado pueda conservar a pesar de la alteración histológica.

COLON IRRITABLE

El síndrome del colón irritable es un trastorno de la movilidad del el tubo digestivo, que puede afectar a todos sus niveles, causando grados variables de dolor abdominal, estreñimiento o diarrea y distensión abdominal después de comer. Los síntomas, por lo general, se desencadenan por stress emocional.

DIARREA

Alteración intestinal que se caracteriza por la mayor frecuencia, fluidez y, a menudo, volumen de las deposiciones.

DISPEPSIAS

Trastorno de la digestión que aparece después de las comidas y cuyos síntomas más frecuentes son náuseas, pesadez y dolor de estómago, ardor y flatulencia.

DIVERTICULOSIS

Enfermedad que se caracteriza por la presencia de divertículos en el aparato digestivo.

ENFERMEDAD CELÍACA

La enfermedad celíaca (EC) es un intolerancia permanente al gluten del trigo, cebada, centeno y probablemente avena que se presenta en individuos genéticamente predispuestos, caracterizada por una reacción inflamatoria, de base inmune, en la mucosa del intestino delgado que dificulta la absorción de macro y micronutrientes.

ESTREÑIMIENTO

Alteración del intestino que consiste en una excesiva retención de agua en el intestino grueso y el consiguiente endurecimiento de las heces, por lo cual se hace muy difícil su expulsión.

FLATULENCIAS

Acumulación de gas en el estómago o en el intestino con una distensión abdominal y emisión de eructos y de gas por el ano. El gas que se expulsa procede del aire ingerido con los alimentos y de los gases producidos por las bacterias.

GASTRITIS

Inflamación de la mucosa del estómago.

HALITOSIS

La halitosis es un signo clínico caracterizado por mal aliento u olor bucal desagradable.

HEMORROIDES

Las hemorroides son debidas a la dilatación anormal y permanente de las venas situadas en el ano y en el recto. Pueden ser externas cuando se desarrollan por debajo del esfínter anal, músculo involucrado en el proceso de la defecación, y entonces pueden ser visibles.

HERNIA DE HIATO

Hernia de hiato. Es una afección en la cual una porción del estómago se extiende a través de una abertura en el diafragma ubicado en el tórax. El diafragma es la capa muscular que separa el tórax del abdomen.

HIPERPERMEABILIDAD INTESTINAL

se relaciona con enfermedades como artritis, psoriasis, infecciones intestinales, síndrome de intestino irritable e intolerancias alimentarias, colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn, enfermedad celíaca, fibromialgia, entre otras.

INTOLERANCIA A LA LACTOSA

La intolerancia a la lactosa es un trastorno que aparece después de la ingestión de lactosa (el azúcar de la leche), como consecuencia de una deficiencia de lactasa (la enzima que digiere la lactosa). Esta deficiencia provoca una malabsorción de lactosa.

PARÁSITOS INTESTINALES

Los parásitos intestinales son generalmente protozoos (como Giardia) o gusanos (como oxiúridos o tenias) que ingresan al cuerpo de su niño y usan el intestino como refugio. El parásito vive en el intestino u otras partes del cuerpo y suele reproducirse, pudiendo causar síntomas o infección.

ÚLCERA GÁSTRICA

Una úlcera péptica es una erosión o herida en la mucosa del estómago (úlcera gástrica) o en la parte superior del intestino delgado, llamada duodeno (úlcera duodenal). Las úlceras suelen tener un tamaño entre 0.5 y 1.5 cm de diámetro.